martes, 1 de abril de 2008

Abril 2008. INICIO. Por las callejones húmedos de un mercado, entre las carnicerías, las pollerías, las pescadurías, las tiendas de abarrotes y las frutas y legumbres, una mujer camina hasta llegar a una verdulería. Es Guadalupe Toledo, quien hace las compras y le cuenta a Reina, la dueña de la verdulería, lo feliz que es al lado de su familia, con el esposo tan maravilloso que tiene. Reina se siente feliz por Guadalupe, a la que le agradece que aún se acuerde de los suyos, de la gente que la vió crecer. Guadalupe asegura que ella jamás olvidará sus origenes y siempre se sentirá orgullosa de ellos.

Ricardo es un importante empresario que ama a su familia pero oculta un terrible secreto que no desea confesar: Le es infiel a su esposa y no sabe cómo pedirle el divorcio para casarse con su amante.

En un elegante residencial, Apolonia le da ordenes a Nina, su sirvienta, a la que le exige que tenga todo listo para la comida pues esta vez las cosas le saldrán como ella lo planea desde hace mucho tiempo. Nina se aplica a fondo, mientras mira telenovelas por la televisión, en la cocina, mientras que Apolonia le da la bienvenida a Roberto, su amante, quien la llena de besos y caricias. Apolonia le asegura a Roberto que muy pronto conseguirán su perverso objetivo. El se siente feliz y la besa con más pasión.

En una lujosa mansión, Guadalupe es una mujer enamorada de su familia y dedicada ella. No tiene amistades y siempre teme a avergonzar a su familia con su pasado lleno de pobreza y arrabalismo, pues se crió en los mercados con su madre, la cuál murió después de que ella se casara con Ricardo, quien se comporta amoroso y detallista con ella. El sufrimiento más grande de Guadalupe es que Maria Fernanda, su hija, se avergüence de ella, pues María Fernanda es frívola, se rosa  con la mejor alcurnia de la ciudad por su estatus y teme a que su madre provoque la burla de los demás.

En el residencial, Nina habla en las azoteas con Yesenia, otra de las sirvientas del edificio. Nina se queja de la mala actitud de Apolonia. Yesenia le aconseja que entonces busque trabajo en otro lugar pero Nina teme a no encontrarlo segura de que necesita el dinero para los estudios de su hijo. Yesenia llora recordando que ella no puede ser madre debido a lo que hace tiempo le ocurrió. Nina la consuela diciéndole que a cambio tiene una madre excelente que la protege. Yesenia asegura que su madre no es tan buena como todos  piensan en la vecindad.

Guadalupe discute con María Fernanda, quien ha decidido irse de fin de semana con sus amigos a la playa. Guadalupe, protectora, le pide a su hija que se quede y luego toda la familia vaya junta a la playa. María Fernanda se niega y le asegura a su madre que no es lo mismo ir con los amigos que con la famila, a demas de que a ella, a María Fernanda, su madre solamente la avegüenza. Guadalupe llora amaragamente, llena de dolor, por el rechazo de su hija.

Yeseniai limpia el despacho de el condominio para el que trabaja. La joven  es sorprendida por su patrón, Don Gregorio, quien cierra el despacho bajo llave y se abalanza contra ella tentoneándola e intentando besarla. Yesenia le pide que la deje en paz y que la respete pues ella necesita el trabajo. Escuchan la voz de Silvia, la esposa de Gregorio, quien llama a la sirvienta. Yesenia sale huyendo del lugar y llora, pues ella no desea que Gregorio la atosigue pues está enamorada de José Daniel, el hijo de sus patrones.

Ricardo besa a Guadalupe y le entrega un regalo por ser su aniversario de bodas. Ella se siente amada, feliz, y le asegura que le preparará una cena muy linda. Ricardo siente tristeza ante la alegría de su esposa, pues ella no sabe que él le es infiel.

José Daniel se besa apasionadamente con María Fernanda, en su auto. Ella le promete que se irá con él a la playa a pesar de lo que le diga su mamá, a quién no le hará el más mínimo caso..

En una vecindad, Reina discute con Ernesto, un muchacho que se dedica a la mecánica. Le exige que deje de molestar a Yesenia, la cuál es demasiado para él. Ernesto le asegura a Reina que él nada tiene que ver con su hija, la cuál es la que lo busca y le ruega para que ambos esten juntos. Ambos son asombrados por Paco, quien pasa frente a ellos, nervioso, sin saludarlos. Reina le pide a Ernesto que sea como Paco, el cuál estudia para superarse, haciendo válidos los esfuerzos de su madre. Lo que no saben es que Paco no asiste a la universidad, si no que por las mañanas hace pruebas de vestuario y de sonido pues trabaja como travesti en un tugurio.

María Fernanda pide permiso a Ricardo para ir de vacaiones con sus amigas. A pesar de la oposición de Guadalupe, Ricardo le concede permiso a su hija, quien se sale con la suya y se escapa a la playa con José Daniel. Eso causa un roce entre Ricardo y Guadalupe, quien asegura que María Fernanda está demasiado consentida y quizás le estén ahciendo mal. En ese momento Ricardo recibe en el celular una llamada de su amante. Le asegura que se verán y después le dice a Guadalupe que tendrá que verse con un cliente importante.

Nina llega a su vecindad, rendida del trabajo y habla con Reina, quien la felicita por tener un hijo excelente como Paco. Nina cree que Yesenia también es una buena muchacha pero Reina cree que su hija no merece que nadie decente la ame por lo que pasó hace tiempo.

Ricardo sale de casa sin que Guadalupe lo sospeche y cuando ella se da cuenta se entristece pues deseaba celebrar su aniversario de bodas. El telefono suena y Guadalupe se estremece cuando se entera que Ricardo ha sufrido un accidente y ha perdido la vida. De inmediato se lo comunica a María Fernanda, quien no puede creer que su padre haya muerto.

Ernesto molesta a Yesenia, quien le exige que la deje en paz. Ernesto le pregunta si ya olvidó lo que ambos vivieron y Yesenia lo abofetea asegurándole que lo peor que hizo fue enredarse con él, embarazarce y abortar, pues eso le impide ser madre.

Apolonia lee en los diarios sobre la muerte de Ricardo y se llena de felicidad pues ahora gozará de todo lo que una vez quiso. Ricardo aparece ante ella, feliz, aunque confundido, y le jura que ahora estarán juntos para siempre. Eso despeirta los celos de Roberto, quien se hace pasar como hermano de Apolonia.

Ante la supuetsa muerte de su marido, Guadalupe se entera de que se ha quedado sin nada pues Ricardo no le dejó ninguna herencia debido a que no tenía más fondos. Eso enfada a Maria Fernanda, quien no puede creer lo que su madre le está sucediendo. Guadalupe llora terriblemente pues la elegante casa en la que ella y su hija viven ya no les pertenece, pues fue vendida hace tiempo. Ricardo las ha dejado prácticamente en la calle.

Silvia y Gregorio le preguntan a José Daniel cuándo se casará con María Fernanda, la cuál es una consentida de Silvia. José Daniel asegura ue muy pronto se casará con la mujer que ama. Eso entristece a Yesenia, quien escucha la conversación.

Nina discute con Pepe, su marido, el cuál es un holgazán bueno para nada que vive de el trabajo de ella. Nina le exige que busque trabajo pero él se niega. Nina pone de ejemplo a Paco, su hijo, y Pepe asegura que Paco no es una blanca paloma, mas no le dice a su esposa porqué.

En la verdulería, Reina atiende a Guadalupe, quien llora amargamente ante ella contándole su desgracia. Reina le dice que en su vecindad hay un cuarto disponible que podría usar. Guadalupe se lo agradece y teme por lo que su hija pueda pensar de vivir en una vecindad y de que su madre tenga que trabajar. Guadalupe no sabe hacer nada mas que atender verdulerías como lo hizo hace tiempo. Reina le pide paciencia pues ella la ayudará a conseguir algo.

María Fernanda no está dispuesta a padecer miserias y quedarse con su madre y le pide a José Daniel que se casen lo más pronto posible pues ella ha quedado huérfana. Silvia le pide a la muchacha que no se precipite y se quede a vivir con ellos, así ambas se hacen compañía. El corazón de Yesenia se destroza ante esa noticia y María Fernanda la trata con la punta del pié, asegurándole saber que ella, Yesenia, está enamorada de su prometido, pero que la misma María Fernanda se encargará de que la hechen de la casa.

Nina desea renunciar a su trabajo pues se ha cansado de Apolonia, la cuál le pide que consiga una sirvienta que la ayude pues la necesitará en la casa que muy pronto habitará. Ricardo las sorprende y le pide a Nina que, en efecto, encuentre una buena sirvienta para ellos, que a ella, a Nina, la ayude en lo que sea posible en la nueva casa. Siendo así las cosas, Nina acepta quedarse.

Guadalupe le dice a María Fernanda que se irán a vivir a un lugar más modesto. María Fernanda se niega y le dice que ella vivirá con la familia de José Daniel pues no está dispuesta a pasar peripecias. Guadalupe sufre por la actitud de su hija, a la que le asegura que un día se va a arrepentir de haberla rechazado y sola se instala en la vecindad, donde Reina y Nina le dan la bienvenida. Al verla sola y desprotegida, Pepe cree que puede enamorarla.

Apolonia se instala en la casa que una vez perteneció a Guadalupe, feliz. Ricardo lamenta no estar mucho tiempo con ella debido a sus multiples viajes mas a Apolonia eso no le importa, pues su supuesto hermano vivirá con ella y Ricardo no sospecha que en realidad Roberto es su amante. Ricardo parte al extranjero y Apolonia festeja con Roberto, al que le asegura que ahora sí tendrán todo lo que una vez desearon.

Guadalupe quiere trabajar y Nina le cuenta sobre el empleo como sirvienta. A Guadalupe no le importa trabajar de criada pues ella, por salir adelante sola, es capaz de empezar de cero.

En la calle, Pepe le pide dinero a Paco, quien le asegura no tener suficiente. Pepe amenaza a Paco, pues si no le da dinero para comprar sus bebidas embriagantes, lo delatará ante Nina, pues Pepe sabe a qué se ddedica su hijo en realidad. Paco le da dinero a su padre.

María Fernanda llora ante Silvia, asegurándole haber quedado huérfana, pues Silvia, Gregorio y José Daniel, siempre supieron que la única familia de María Fernanda era Ricardo Toledo, su padre. Silvia le promete a María Fernanda que la ayudará con los preparativos de la boda, así pronto será su nuera.

En la cocina, viendo telenovelas, Yesenia sueña con el amor de José Daniel, quien la interrumpe y le pide que le lleve la ropa que le ha pedido a su habitación. José Daniel se ducha, lavando su sensual cuerpo. Sale del baño en toalla, la cuál se le cae dejándolo al descubierto ¡frente a Yesenia! la cuál se pone nerviosa. José Daniel le pide que se marche y después ríe ante la situación.

Nina lleva  a Guadalupe a la hermosa casa en la que trabajará. Guadalupe se sorprende al saber que trabajará como sirvienta ¡en su propia casa! Llora ante la situación y le cuenta a Nina que ella vivía allí pero que no le importa con tal de tener trabajo.

Apolonia recibe una llamada de Ricardo, quien le dice que enviará a un importante empresario, amigo suyo, a hacer unos negocios en la ciudad por lo que debe hospedarlo y atenderlo. Apolonia teme a que su relación con Roberto sea descubierta sin embargo acepta. Nina aparece ante ella y la presenta con Guadalupe, su nueva sirvienta. Guadalupe siente timidez y temor de entrar a su casa pero lo hace, notándola exactamente igual, solo que con ligeros cambios. Apolonia le indica todo lo que tendrá que hacer. Nina la ayudará a veces, lavando y planchando.


Ernesto visita la cantina donde trabaja Paco. Allí descubre quién es y lo amenaza asegurándole que si no le da dinero, todos en la vecindad sabrán a qué se dedica en vez de ir a hacer prácticas al hospital. Paco le suplica a Ernesto que no diga nada y Ernesto le deja claro que solo el dinero puede hace que calle. La Muñeca, dueña de la cantina, defiende a Paco y le pide a Ernesto que se marche.

Guadalupe ha terminado sus labores y se despide de Apolonia, a la que descubre besándose con Roberto. Guadalupe toma un autobus que la lleva a la vecindad en la que vive. Allí llora por el dolor que siente al haber perdido a su esposo y a su hija. Recibe la visita de Nina y Reina, quienes la animan y le aseguran que muy pronto las cosas cambiarán.

Doña Carlota Dumas de Toledo se ha enterado de la muerte de su hijo Ricardo y desea que su nieta viva con ella pues no puede permanecer al lado de la vulgar de su madre: Guadalupe.

María Fernanda recuerda a su madre, siente pena por ella pero es orgullosa y no desea vivir en una vecindad por lo que cree que lo mejor que puede hacer es permancer con la familia de José Daniel, quien con miradas poco a poco se da cuenta de que Yesenia está enamorada de él, por lo que aprovecha para hacer una visita en el cuarto de servicio, pidiendole que hablen. José Daniel le pide que no haga ruido y aprovecha para acariciarla pero Yesenia le pide que se calme y se niega. Jose Daniel le asegura saber que ella está enmorada de él. Yesenia se deja besar y ambos tienen sexo en ese cuarto, de donde José Daniel sale a escondidas por la mañana, para que nadie lo descubra, dejando a Yesenia más ilusionada que antes.

Apolonia le da la bienvenida a Flávio Domenzai, quien se siente encantado de estar de visita en su casa. Flávio se sorprende al conocer a Guadalupe, pues queda enganchado a ella desde el primer instante. Guadalupe sale de la casa a tirar la basura y se sorprnde al encontrarse en la calle con Doña Carlota, quien le dice que sabe de la muerte de Ricardo y que desea que su nieta viva con ella. Carlota se dispone a entrar en la casa y Guadalupe la detiene. Carlota le pregunta qué hace vestida de sirvienta y Guadalupe le cuenta lo ocurrido. Carlota se burla de ella y le asegura que jamás recuperará a María Fernanda, y menos siendo una insignificante sirvienta en su propia casa.

Paco tiene una riña de envidias entre travestis y uno de ellos lo apuñala por lo que es enviado al hospital, alarmando a Nina, quien le pide que le diga qué es lo que le ha sucedido. Paco está a punto de decir la verdad pero Pepe lo ayuda a seguir mintiendo. Al marcharse Nina, Pepe le asegura a su hijo que su mentira estará guardada siempre, mientras le siga dando dinero, mientras que Nina sufre por lo sucedido a su hijo, encontrando apoyo en Reina, a quien Guadalupe visita en la verdulería y le cuenta lo que le sucede. Reina consuela a las dos y Guadalupe acompaña a Nina al hospital y habla con Paco, quien le tiene confianza y le cuenta a lo que se dedica en realidad y su preocupación por el show. Guadalupe le promete guardar su secreto y ayudarlo.

Doña Carlota aparece ante Maria Fernanda, a la que le pide que se vaya a vivir con ella pues nada le faltará. Maria Fernanda, aconsejada por Silvia, acepta. Eso hace feliz a Yesenia.

Paco regresa a casa, en la vecindad, y Nina le pide que le diga qué es lo que en realidad sucedió. Paco, con un tremendo dolor, decide confesarle la verdad a su madre, quien no puede creer que todo el tiempo su hijo la estuviera engañando. Le prohíbe regresar al cabaret en que trabaja.

Gregorio habla con José Daniel, al que le dice que siente demasiada ansiedad pues está perdidamente obsesionado con Yesenia. José Daniel se sorprende con las palabras de su padre, al que le exige que se contenga por respeto a Silvia. Yesenia aparece en ese momento ante ellos, haciéndolos babear a ambos.

Maria Fernanda se instala en la casa de su abuela, quien de antemano le asegura que muchas cosas se pondrán en orden pues no le permitirá demasiadas atribuciones. La joven muchacha piensa en si hizo bien o mal al irse con su abuela.

Ernesto entra a asaltar la casa de Apolonia y es sorprendido por Guadalupe, quien le exige que se marche y lo abofetea. Al saber que los dos se conocen Apolonia despide a Guadalupe, pensando que ella es complice de Ernesto. Flávio defiende a Guadalupe y le pide a Apolonia que la deje quedarse pues la mujer necesita mucho del trabajo. Flávio habla con Guadalupe y se sorprende al saber todo lo que ella conoce culturalmente. Flávio le hace saber que él ha notado la pasion que siente al trabajar en la casa de Apolonia. Guadalupe le cuenta que esa misma casa una vez fue suya.

Ricardo teme regresar a su país pero el amor que siente por Apolonia es demasiado grande. No sospecha que Apolonia es amante de Roberto y que ahora ambos planean matarlo de verdad para quedarse con su fortuna.

Flávio y Guadalupe se hacen buenos amigos, él siente que quizás se enamorará de ella pues le parece una mujer ejemplar. Le promete que la ayudará a recuperar a su hija.Guadalupe le pide que sea su cómplice, pues desea ayudar a un amigo. Flavio acepta y la lleva al cabaret-cantina de La Muñeca, a quién Guadalupe le cuenta lo sucedido a Paco y asegura que ella cantará para la audiencia si se lo permiten. La Muñeca acepta y le pide que en ese momento hága su debút. Guadalupe lo hace y Flávio se soprprende ante la sensualidad de la mujer.

Nina sufre por lo que le sucede a su hijo y culpa a Pepe por todo. Pepe la golpea y le prohíbe que lo vuelva a culpar. Nina le hecha en cara su alcoholismo, su irresponsabilidad y su ineptitud. Pepe asegura que su hijo es maricón porque ella siempre lo tuvo a sus faldas.

Yesenia visita a Reina en la verdulería y le cuenta de su amor por José Daniel. Reina se burla de su hija asegurándole que ningun hombre quiere a su lado a una mujer que no le pueda dar hijos y que mucho menos si ella es una sirvienta. Yesenia le pide a su madre que le perdone el mal paso que hace años dio. Reina solo le recuerda que, si su padre viviera, se volvería a morir de la vergüenza.

José Daniel recuerda el momento que pasó con Yesenia y cree que ahora que María Fernanda no está en su casa puede cortejar a la criada, aunque para ello tendrá que lidiar con las bajas pasiones de Gregorio, su padre, quien tampoco puede sacarse de la mente a la musifusa.

Mayo 2008. Carlota le prohíbe a María Fernanda vestirse a su manera. La muchacha recuerda a su padre y piensa que, si él viviera, las cosas marcharían mejor. Carlota le asegura que la hará una muchacha decente y de buenos principios.

Flávio busca a Guadalupe en su vecindad y le pide que lo acompañe y le muestre más de la ciudad. Ella acepta encantada y él se sorprende al verla vestida lujosamente, como una dama de sociedad. Reconoce que entonces lo que ella le contó fue cierto. Ambos se hacen compañía y Flávio repentinamente la besa, asustándola. Le pide perdón y ella le confiesa como se llamaba su marido. ¡Flávio no lo puede creer! ¡Él sabe que el marido de Guadalupe no está muerto!

José Daniel se da cuenta de que Yesenia no está en su casa por lo que sube a la azotea del edificio, donde la sorprende lavando, de espaldas, mostrando su buen trasero. El la toma por detrás y le asegura no poder estar tranquilo sin volver a sentirla. Ella le pide que se cuiden pues los pueden descubrir pero él ya no aguanta más. La toma en sus brazos, la besa y entre la ropa sucia fornican.

En la mansión, Guadalupe recuerda los momentos que allí vivió con Ricardo, su marido. En un descuido rompe un vaso y es sorprendida por Apolonia, quien le pregunta si algúna vez trabajó como sirvienta pues es pésima en su trabajo. Nina interrumpe y asegura que Guadalupe ha quedado viuda hace poco y que aún no se repone. Guadalupe llora y Apolonia le suplica que se marche a la cocina pues no desea ver escenas dramáticas en su casa. Nina le pide a Guadalupe que se marche a casa, pues ella terminará su trabajo. Guadalupe se va y al llegar a su cuarto de vecindad se encuentra con Paco, quien le asegura tener miedo de volver al cabaret. Guadalupe le promete que ella lo reemplazará mientras él termina de recuperarse.

Ricardo regresa a casa al lado de Apolonia, a la que casi descubre en los brazos de Roberto. Ninguno de los dos sospecha que Guadalupe, la supuesta viuda de Ricardo, es ahora la sirvienta en ese mismo hogar y que quizás pueda descubrirlos. Ambos se besan apasionadamente mientras que Roberto se muere de celos y sigue fingiendo ser el hermano de la ambiciosa mujer.

Yesenia y Nina acuden al cabaret de Muñeca para ver cantar a Guadalupe, quién lo hace magníficamente. Ambas se sorprenden al verla acaramelada con Flávio. Guadalupe les asegura que se ha dado una nueva oportunidad y que será felíz, aunque aún le haga falta su hija. Flávio le asegura que él la ayudará a recuperarla.

María Fernanda desea salir pero Carlota se lo prohíbe rotundamente por lo que a la muchacha no le queda más remedio que escaparse.

Flávio le pide a Guadalupe que deje de trabajar como sirvienta y lo ayude a él en sus negocios pues sabe que ella e suna mujer culta, aunque nunca haya acudido a la universidad. Guadalupe acepta.

Apolonia le cuenta a Ricardo sobre la sirvienta que tiene y le hace saber que la mujer aprece conocer muy bien la casa. Al saber su nombre, Ricardo teme a que Guadalupe sea su misma esposa por lo que pregunta si la mujer tiene una hija. Apolonia no entiende la razón de su amante, quien se calma al saber que la Guadalupe que trabaja en su casa no tiene familia.

Maria fernanda vuelve a casa de José Daniel, y les pide a Silvia y Gregorio que la ayuden pues no desea permanecer con su abuela. Carlota aaprece tmabién, exigiendole a su nieta que vuelva a su casa.

Yesenia es sorprendida en su barrio por Ernesto, quien la persigue por als calles, hasta alcanzarla y hacerla suya por la fuerza, causándole un gran dolor.

Reina les cuenta a Nina y Guadalupe que Yesenia es un fuerte dolor de cabeza y que si es estricta con ella es solo por protegerla, pues está consciente de la belleza de la muchacha. Guadalupe le aconseja a Reina que no sea fría con su hija.

Gregorio habla seriamente con su hijo. Ambos discuten debido a Yesenia. Silvia los sorprende y se lleva una fuerte impresión al darse cuenta de que anto su hijo como su marido están interesados en la misma mujer y que esa mujer es ¡la sirvienta!

Maria Fernanda no quiere vivir con su abuela. Llega a la que una vez fue su casa, a recordar lo feliz que era antes y se sorprende al mirar allí a su padre! ¡saliendo de la mano con otra mujer! Que es Apolonia. María Fernanda sale corriendo del lugar y va a la vecindad donde vive Guadalupe, a la que le dice que Ricardo no está muerto. Cuando le cuenta los sucesos, Guadalupe piensa que su hija vió mal y que quizás eran Apolonia y Roberto, su amante. María Fernanda asegura estar segura de lo que vio y pide a Guadalupe quedarse con ella. Guadalupe abraza a su hija y le cuenta de su trabajo con Flávio y cómo pronto dejará la vecindad.

Yesenia se siente extremadamente sucia. Reina le exige que le cuente que le pasa pero la muchacha no dice absolutamente nada y se encierra en su habitación. Reina cree que su hija anda en muy malos pasos.

En un burdel, Ernesto se divierte de lo lindo por lo que ha logrado y cree que ahora será muy fácil que Yesenia cumpla sus caprichos, pues si no lo hace, les dirá a todos lo que pasó entre ellos.

Silvia ha decidido dejar su casa sin darle una explicación a Gregorio, quien le pide que le explique qué le sucede. Silvia asegura etsar enterada de que él está enamorado de Yesenia, la sirvienta.

Tempranamente Guadalupe acude a la mansión para darle las gracias a Apolonia por sus servicios. En esa mansión Nina se quedará trabajando. Al irse Guadalupe, Apolonia presenta a Nina con Ricardo, el señor de la casa. Aparece Roberto y Nina se confunde, Entonces entiende que Apolonia juega con Ricardo.

Flávio se instala en un departamento demasiado lujoso. Lo arregla de manera femenina para que Guadalupe acepte vivir con él.

Paco habla con muñeca, a la que le dice que quizás no regresará a trabajar al cabaret. Muñeca le asegura a Paco que él siempre va a contar con ella para todo y que, por lo mientras, Guadalupe puede reemplazarlo, pues ah tenido demasiado éxito.

Ernesto y Pepe planean hacer un robo en la mansión en la que vive Nina. Ernesto asegura ya haberlo intentado antes sin poder conseguir nada. Pepe está de acuerdo en ayudarlo.

Ricardo se presenta ante Carlota, a la que le asegura que no está muerto y que es indispensable que ni Guadalupe ni Maria Fernanda lo sepan. Presenta a Apolonia como su nueva mujer, sorprendiendo s la religiosa y recatada mujer.

Reina le cuenta a Guadalupe que Yesenia está muy rara y no ha ido a trabajar. Guadalupe busca a la muchacha y le pide que le diga qué le sucede. Aparece también Jose Daniel, ´quiens e sorprende de ver a Guadalupe allí. Yesenia solamente llora y no dice absilutamente nada de lo ocurrido.

Silvia parte a España, sin saber cuando volverá, pues no está dispuesta a tolerar las canalladas de Gregorio, quien le ruega que no lo abandone, sin que ella le haga caso.

Ricardo se entrevista con Flávio, a quién le dice que tiene la sospecha de que álguien lo quiere matar a pesar de haberse hecho apsar por muerto. Flávio le dice que ha descubierto que entre Apolonia y Roberto hay algo y que no les cree que sean primos.

Pepe y Ernesto asaltan la mansión de Ricardo, amarrando y cubiroendo a Nina, quién reconoce la voz de Pepe, por lo que se asusta. Los dos malechores se llevan joyas y dinero, todo lo que pueden, en compañía de sus acompañantes. Nina llora pues Pepe es su esposo y no desea perjudicar a su hijo.

Flávio le propone a Guadalupe que viva con él. Guadalupe no sabe que decir y María Fernanda le pide a su amdre que acepte. Guadalupe acepta y entonces Flávio le dice que tiene algo muy importante que decirle: Ricardo no está muerto pero se ha hecho pasar por muerto porque alguien desea asesinarlo. Guadalupe explota contra Flávio, sintiéndose engañada y exige ver a Ricardo. Flávio le dice que Ricardo se ha casado con otra mujer: Apolonia. Guadalupe se impresiona y no soporta lo que se le acaba de confesar por lo que sale de prisa hacia la que una vez fue su casa.

Yesenia no sabe que hacer por acabar con su dolor. Jose Daniel la busca y le ruega que le diga qué es lo que le sucede. Yesenia se niega nuevamente.

Gregorio no sabe vivir sin Silvia y cree que lo que una vez sintió por Yesenia fue solamente una ilusión, una fantasía. Decide ir a España en buca de su esposa.

Ricardo y Apolonia llegan a casa y descubren que les han robado. Encuentran a Nina atada. Nina les dice que reconoció a uno de los asaltantes y que se trata de Pepe, su marido.

Carlota piensa en su nieta y en lo que puede lograr herir a Guadalupe si se la arrebata, pero también piensa en lo que Ricardo le ha contado sobre su muerte.

Apolonia se pone de acuerdo con Roberto para matar a Ricardo, pues desean quedarse con toda su fortuna. Son interrumpidos por Guadalupe, quien arma un escándalo y saca a Apolonia a jalones de cabellos de su casa. Apolonia, desconcertada, no entiende lo que apsa. Guadalupe la achetea y asegura que esa es su casa y ¡que Ricardo es su marido! Apolonia no puede creer lo que está escuchando. Ambas se impactan al ver llegar a Ricardo, quien se soprende al ver a las dos juntas.

Pepe es detenido por la policía en la vecindad y Nina lo reconoce como el criminal que robó en la mansión. Pepe le asegura que se arrepentirá de haberlo hehado de cabeza.
Ricardo enfrenta a Apolonia y Guadalupe, quien exige su casa. Ricardo asegura a Guadalupe que todo tiene una explicación y ella lo abofetea, loorándo, sin perdonarle su engaño. María Fernanda llora por la situación de sus padres y sale huyendo a la vecindad, donde se encuentra a José Daniel abrazando a Yesenia. José Daniel le dice a María Fernanda que ama a Yesenia y desea casarse con ella.

Roberto cree que las cosas se pondrán difíciles y decide dejar a Apolonia e irse lejos.

Apolonia no deja de insultar a Guadalupe, la cuál es defendida por Flavio, quien llega en ese momento. Ricardo asegura etsar enamorado de Apolonia y le dice a Guadalupe que ella ya no significa anda para él. Guadalupe se ríe de él y le asegura ser un estúpido, pues dejó a su familia por una mujer que no vale nada pues Apolonia y Roberto no son primos, si no amantes. Al saberse descubierta, Apolonia se marcha y Ricardo la alcanza para exigirle que le diga si eso es cierto. Apolonia confiesa sentir repulsión por Ricardo y haberse fijado en él por su dinero y que la que estaba planeando martarlo ¡era ella misma en complicidad con Roberto! Ricardo la abofetea y le hecha de su casa. Entonce va a Guadalupe y le pide perdón de rodillas. Guadalupe no lo perdona, pues asegura que la canallada que él hizo no se disculpa con nada.

María Fernanda sufre pues no tiene a su padre, vive en la miseria y encima José Daniel la ha cambiado por una sencilla sirvienta.

Pepe confiesa quien lo ayudó a cometer el robo y la policía detiene a Ernesto, quién trata de huír y después insiste en que es inocente, tras ser capturado.

Flávio y Ricardo tienen un enfrentamiento en la vecindad, pues ambos desean la compañía de Guadalupe, quién les exige a los dos que se marchen de su vida pues ella no soporta las mentiras de nadie.

Paco no puede creer que su apdre sea un criminal. Nina le pide a su hijo que, si trabajar en el cabaret lo hace feliz, entonces vuelva, pues ella jamás se va a oponer a que él haga su vida.

Apolonia se siente acabada. Se encuentra con Roberto en un hotel y allí lo abofetea por cobarde y tratar de abandonarla. Ambos discuten fuertemente, hay golpes, y al haber fricción, sin querer, Roberto arroja a Apolonia por una de las ventanas, lanzándola al vacío, donde pierde la vida.

Yesenia se confiesa ante Guadalupe, a la que le cuenta que Ernesto la violó. Guadalupe le exige que de inmediatamente denuncie a ese criminal pero Yesenia se niega. No se dan cuenta de que María Fernanda las ha estado escuchando.

Nina habla con Flávio, quien le dice que ama a Guadalupe. Nina le pide al hombre que espere pues para Guadalupe han sido demasiadas sorpresas. Flávio no está dispuesto a perder a la mujer de su vida.

Maria Fernanda se instala en la mansión con su padre, al que le asegura que a ella no le importa mas que su bienestar y estar con él. Con ellos va a vivir Carlota, quien le asegura a su nieta que ahora la educará mucho mejor de lo que la pudo educar Guadalupe. La muchacha acepta mas sale de casa en busca de José Daniel, al que le dice que desea que regresen. José Daniel le habla de sus sentimientos hacia Yesenia y entonces María Fernanda le cuenta que Yesenia se entregó a Ernesto. Jose Daniel se impacta ante la noticia y aunque al principio duda de su palabra, ella le hace creer que es verdad, por lo que el hombre sale en busca de yesenia, a la que le exige que le diga si es verdad que se entregó a Ernesto. Reina escucha eso y abofetea a su hija exigiéndole que diga si es verdad. Guadalupe sale en su defensa y asegura que Yesenia no se entregó a nadie y que Ernesto la violó. Todo el vecindario se entera, por lo que Yesenia se siente peor que antes.

Ricardo medita sobre el engaño y muerte de Apolonia. Carlota le asegura que dejar a Guadalupe fue lo mejor que pudo hacer sin embargo Ricardo hace un recuento de sus actos y asegura que no dejará que Flávio le arrebate el amor de su mujer.

Paco vuelve al cabaret de muñeca, donde es bien recibido y donde vuelve a dar show. Nina, acompañada de Flávio, acude a ver actuar a su hijo. Aparece Guadalupe y se sorprende, muriéndose de celos. Flávio se le acerca y ella le dice que se quede con Nina, quien le pide a su amiga que no confunda las cosas. Guadalupe actúa en el cabaret y de inmediato va.

Yesenia hace una denuncia contra Ernesto, por violación. En un careo, Ernesto asegura que todo es mentira y que la muchacha se le entregó porque es una cualquiera. Yesenia sufre y sin embargo José Daniel la apoya y le pide que se case con él.

DOS MESES DESPUES: Guadalupe se reinstala en la casa que una vez fue suya y en donde trabajó como sirvienta. Se siente felíz y tanto Maria Fernanda como Ricardo la acompañan. María Fernanda aprovecha para despedirse de su madre pues hará un viaje largo por Europa acompañada de Ricardo, a quien Guadalupe le pide que sea feliz y que ella ya lo ha perdonado, mas no desea verlo.

Ernesto es asesinado en la cárcel sin que el crimen se pueda resolver, pues muchos aaseguran que tenía problemas con varios reos.

Yesenia se prepara para la boda. Reina, su madre, la ayuda y le desea lo mejor. Ambas llegan a la iglesia donde José Daniel acompañado de Gregorio y Silvia, le aguardan. Los muchachos se casan sellándo sus vidas con un beso de amor que los unirá por siempre.

Flávio le pide a Guadalupe que deje de actuar como una niña y acepte qu lo ama. Tras varios ruegos ella lo abraza y le dice qu desea vivir con él para toda la vida. Los dos se besan tambien.

UN AÑO DESPUES: Guadalupe, junto con Nina  y Yesenia, inaugura su agencia de asistentas, donde enseñan a todas aquellas que quieran dedicarse al servicio de las casas que lo más importante de todo, en esta vida, es dedicarse al servicio del amor.



Fin


© AL SERVICIO DEL AMOR DR. 2008
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como el uso de su contenido con fines de lucro.
(R) & (P) 2008